Open/Close Menu Expertos en La Ley de Segunda Oportunidad

Constar en una lista de morosos no quiere decir significativamente tener impagos en tu hipoteca o en algún préstamo. Algo tan insignificante como devolver un determinado recibo o dejar de pagar la mensualidad de la factura eléctrica ya es considerado un tipo de morosidad.

Por eso, en ocasiones cuando nos parece que estamos haciendo algún pago desproporcionado, optamos por devolver el recibo y en consecuencia, no pagarlo. Esta decisión tomada en un momento de molestia nos puede traer muchos problemas en el futuro. El problema más significante es que pueden incluirte en una lista de morosos.

Y eso es lo que vamos a comentar hoy, en qué se basa una lista de morosos y todo lo que implica constar en una.

¿Qué es una lista de morosos?

Los registros de morosos son una especie de ficheros donde se recogen datos automatizados que reflejan el impago tanto de personas físicas como de jurídicas.

De igual modo, debe transcurrir un cierto tiempo para que cualquier persona conste en un fichero de morosos. El tiempo en cuestión debe ser de 4 meses de impagos acumulados, pero de todas formas eso dependerá de la compañía, ya que algunas al tercer recibo devuelto o impagado proceden a añadir al cliente en este tipo de listas.

Para estar en estos ficheros, una empresa debe reclamar una determinada deuda, vencida, exigible y reclamada previamente. Es decir, debe existir una factura, un plazo para pagarla agotado, y que se trate de un servicio que se haya solicitado y disfrutado.

¿Cuáles son las principales listas de morosos en España?

Hay una gran cantidad de listas de morosos, pero en nuestro caso nos centraremos en las importantes:

  • ASNEF: Es una asociación española que agrupa a entidades que tienen la consideración de establecimientos financieros de crédito. Se encarga de reunir todas las deudas que no han sido abonadas.
  • RAI: Esto es un fichero de incumplimiento de obligaciones dinerarias de título privado. Su objetivo es contribuir al correcto funcionamiento del sistema financiero y a mejorar el tráfico mercantil.
  • Experian Badexcug: Aquí se encuentran las deudas de personas físicas o jurídicas. Podemos encontrar información sobre la falta de pago de los clientes de las entidades que se encuentran en Experian.
  • CIRBE: Es una base de datos que reúne información de todo tipo de préstamos, créditos, avales y garantías que cada banco mantiene con sus clientes. En sí, no es una lista de morosos en toda regla, pero es una herramienta que facilita a las entidades la información de las personas que tienen riesgo de impago.

Características de una lista de morosos

Generalmente, alguien consta en una lista de morosos cuando posee varios recibos sin pagar. De todos modos, la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal estipula que:

  • Tienen que haber pasado al menos cuatro meses desde que se inició la deuda para que se te incluya,
  • La cantidad mínima en las personas físicas es de 50 euros, en el caso de personas jurídicas hablaríamos de 300 euros.
  • Si hay más de una deuda, deben estar por separado.
  • El máximo de permanencia en una lista de morosos es de seis años, una vez pasado este tiempo debes ser eliminado inmediatamente de esta lista.

¿Cómo puedo saber si estoy en una lista de morosos?

La compañía que tenga la intención de incluirte en una lista de esta índole tiene que informarte al menos con un mes de antelación para que puedas hacer los trámites pertinentes para reclamar o modificar dicha decisión. El registro también debe comunicártelo en los 30 días posteriores a la fecha de inclusión. Asimismo, si necesitas saber si tus datos están incluidos, puedes acceder al fichero, ya sea por online, correo certificado o por burofax, y el registro debe proporcionarte una respuesta en 10 días. Solicitar este tipo de información es totalmente gratuito, ya que es un derecho fundamental que todos debemos poder reclamar.

Y una vez dentro, ¿Cómo puedo salir de una lista de morosos?

Constar en una lista de morosos puede ser muy perjudicial por diversos aspectos. Ya sea a la hora de obtener algún tipo de financiación o de empezar una relación comercial con otra compañía. Es cierto que hay diferentes maneras de salir de una lista de morosos, la primera es cuando no concurren los requisitos legales o cuando se supera el plazo legal de seis años de permanencia en algún fichero de este tipo. Una vez transcurrido este tiempo, nuestro nombre saldrá de esta lista automáticamente.

La segunda y más común es saldar la deuda que hemos contraído o solucionar los malentendidos que se hayan podido ocasionar en tu caso. De esta manera, quedaremos totalmente liberados de un peso de este tipo y pasaremos a dejar de estar limitados por diferentes aspectos.

Es recomendable siempre comprobar si efectivamente se han cancelado todos los datos, ya que cierto es que algunas listas guardan datos de usuarios a ‘saldo cero’. Esto nos deja ver que la persona ha cumplido su deuda, pero que alguna vez estuvo incluida en el fichero como insolvente. Esta práctica es ilegal, los datos deben eliminarse del fichero una vez se ha pagado en su totalidad, no pueden mantener información adversa de una persona que no es morosa.

En TuSegundaOportunidad somos especialistas en la Ley de la Segunda Oportunidad y contamos con numerosos casos de éxito. Miles de clientes ya disfrutan de una vida sin exclusiones. ¿Quieres saber más? ¡Contacta con nosotros!

Consúltanos en cualquiera de nuestras sedes…

© 2021 Tu Segunda Oportunidad by goodie.es | sitemap | aviso legal

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad