Open/Close Menu Expertos en La Ley de Segunda Oportunidad

Como negociar tus deudas y salir beneficiado

Es común cada vez ver a más gente buscando alternativas para poder hacer frente a sus deudas pendientes. La imposibilidad de hacer frente a estos pagos los lleva a buscar soluciones desesperadas para evitar consecuencias negativas como embargos o desahucios. Una solución es renegociar la deuda existente. ¿Quieres saber como negociar tus deudas y además salir beneficiado del proceso? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es renegociar una deuda?

Sabemos que las deudas es una de las principales fuentes de estrés de las personas que las contraen. En este tipo de situaciones, es posible pedir una renegociación de la deuda. Una renegociación es un acuerdo entre empresa y cliente para alargar el plazo de pago y de este modo, beneficiar al deudor para que no tenga que verse involucrado en acciones legales de cobro por parte de los acreedores. Las dos opciones más utilizadas son las siguientes: negociar las condiciones actuales de los créditos o renegociar la cuota mensual por tal de ajustar la cantidad a los ingresos de cada individuo.

¿Qué se necesita para negociar una deuda?

Para conseguir llegar a un acuerdo a cerca de nuestras deudas, se han de cumplir una serie de condiciones:
  • Deberán ser deudas que se puedan negociar
  • Debe haberse producido un impago de al menos un mes
  • Debe existir buena fe por parte del deudor. En otras palabras, tiene que mostrarse interés en realizar los pagos.

¿Es posible negociar una deuda con Hacienda?

Cuando hablábamos de deudas una inmensa mayoría nos comenta que estas son contraídas con las administraciones públicas como Hacienda. A veces los importes se nos hacen tan cuesta arriba, que necesitamos ejecutar algún tipo de aplazamiento para ser capaces de hacerles frente sin pasar directamente al impago de las mismas. Una alternativa a la que muchos usuarios recurren es a la negociación de deudas con Hacienda. Debemos destacar que el procedimiento es distinto que cualquier otra negociación de deudas, y a continuación detallaremos como realizarla:
  • Principalmente, deberemos acceder a la Sede Electrónica de la AEAT.
  • Una vez situados, nos dirigimos a tramites destacados, y seguidamente a ‘Aplazamiento y fraccionamiento de deudas’.
  • Nos pedirá una serie de información como la clave de liquidación, importe de la deuda y tipo de garantías, entre otras. Una vez rellenada correctamente toda la información que nos demanda la administración, solo nos quedará enviar la solicitud.

INFORMACIÓN IMPORTANTE A TENER EN CUENTA

Debemos tener en cuenta que aplazar cualquier tipo de deuda con Hacienda nos hará pagar interés. El tipo de interés estipulado para el año vigente es de 3,75%.

¿Y negociar una deuda con la Seguridad Social?

Otro de los problemas más comunes es la acumulación de deudas con la Seguridad Social. Ya sea respecto a la cotización de la persona autónoma como en un negocio por la cuota de los empleados, a veces realizar el pago de este tipo de obligaciones se hace cuesta arriba. Por eso, la mejor opción es realizar una renegociación de nuestra deuda con la Seguridad Social. Primero de todo, deberemos realizar una propuesta de pago a la Administración, y será ella quien determinará si la acepta o si es necesario hacer algún tipo de cambio. Si nuestra deuda es inferior a 30.000 euros, no será necesario aportar ningún tipo de garantía de pago. Esto tampoco será necesario si nuestra deuda es inferior a 90.000 euros, su plazo de amortización es menor a dos años y es posible abonar el 30% de la misma en los diez días posteriores a la aprobación del aplazamiento. Como dato importante, después de haberse realizado el nuevo acuerdo en base a la renegociación, la falta de pago de alguna de las cuotas llevará a la anulación de dicho contrato y la reclamación inmediata de la totalidad de las cantidades adeudadas a esa fecha.

Consejos para renegociar una deuda

A la hora de negociar una deuda, debemos tener en cuenta una serie de datos que nos ayudaran a que el proceso sea exitoso y logremos los resultados esperados. Por eso, desde TUSEGUNDAOPORTUNIDAD te traemos una serie de consejos para que saques el mejor resultado posible a tu negociación:
  • Ten la iniciativa
Si verdaderamente tenemos la intención de pagar, es mejor exponer la situación tal y como es. El gesto contrario genera a la parte contraria desconfianza y no daría un buen inicio a un proceso de repago.
  • Toma consciencia de tu deuda y no la ignores.
La gente que cree que por no hacer caso a sus deudas van a desaparecer, están muy equivocados. Después, las posibilidades de defenderse de cara a un juicio son muy escasas por nuestra falta de credibilidad.
  • No mientas sobre tu deuda.
A menudo hay gente que niega su deuda. Cuando alguien te da fe sobre tus impagos, es porque tiene documentos que lo demuestran. No mientas sobre algo que esta documentado y además a empresas especializadas en este tipo de situaciones. No saldrá bien.
  • Establece un calendario de pagos realista.
Todo proceso empieza por acordar un plan de pagos que permita al deudor ponerse al día progresivamente. Así que, es mejor fijar un calendario realista que no aceptar cualquier propuesta y no cumplirla. Esto nos cierra puertas de cara a negociaciones futuras.
  • Contrata a un profesional
Si desde el primer momento tenemos plena consciencia que el asunto acabará en manos del poder judicial, mejor contratar un abogado cuanto antes. Esto lo que nos permitirá es tener una mayor defensa de cara a nuestros derechos.
Con TUSEGUNDAOPORTUNIDAD no hará falta que vuelvas a preocuparte sobre la negociación de tus deudas. Ponte en contacto con nuestros abogados especializados y ellos se encargarán de todo el proceso. No lo imagines, ¡hazlo!
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2021 Tu Segunda Oportunidad by goodie.es | sitemap | aviso legal

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad