La equivalente Ley de la Segunda Oportunidad, en Estados Unidos, se conoce como la “Ley de Quiebras”, en el que se especifican principalmente en el capítulo 7, capítulo 11 y capítulo 13.

En el Capítulo 7, se determina en función del ingreso de la persona (como referencia se utiliza el ingreso medio del estado). Es decir, los deudores que ingresan menos, tienen más posibilidad de que sean elegidos para la declaración del capítulo 7. Las personas que se declaran en bancarrota en virtud del capítulo 7, deben dar su información económica muy detallada. Asimismo, deben tener asesoramiento crediticio y aprobarlo ante los tribunales. Como consecuencia, se distribuirá los bienes no exentos de la persona a los acreedores que correspondan.

En el Capítulo 11, se aplica esta ley para las empresas que están en bancarrota. Se les da a las empresas la oportunidad de reorganizar sus deudas. ¿Cómo? Mantienen la empresa en funcionamiento (dentro de lo posible) mientras que, a la vez, proponen un plan para la reorganización de las deudas y negocian el plan con sus acreedores. En el caso de no llegar a un acuerdo, se intenta pasar al capítulo 7 o se abandona el caso sin ninguna solución.

El Capítulo 13, es muy similar al capítulo 7, a diferencia de que en el 13 el deudor debe tener un ingreso mínimo para hacerse cargo de los pagos mensuales de sus deudas, que se dividen en un plazo de 3 a 5 años. Además, en este caso, los cobros se detienen cuando se presenta la bancarrota, en la que incluye: avisos de cobro, embargos salariales, gravámenes bancarios y ejecuciones hipotecarias.

Como dato común a estos tres capítulos, mientras estás sujeto a la “Ley de Quiebras”, te quitan el pasaporte para que no puedas salir del país.

 

Ya una vez habiéndonos puesto en contexto, Donald Trump, el actual presidente de los Estados Unidos de América, utilizó esta ley hasta en 4 ocasiones. Veamos los casos:

  • Trump Taj Mahal (1991): Fue la primera declaración de quiebra de Trump. Para obtener la cantidad de dinero que necesitaba, tuvo que vender su yate de 85 metros y la aerolínea que operaba entonces, la Trump Shuttle. Además, tuvo que renunciar a la mitad de su participación del Trump Taj Mahal.
  • Trump Castle Associetes (1992): En apenas un año, Trump volvió a presentarse en bancarrota. Esta vez, fue por los casinos que tenía en Atlantic City. Esta bancarrota incluía al Trump Plaza Hotel en Nueva York, el Trump Plaza Hotel & Casino en Atlantic City y el Trump Castle Casino Resort. Trump tuvo que dar la mitad de su participación a Citibank.
  • Trump Hotel & Casino Resorts (2004): En noviembre de 2004, volvió a declararse en bancarrota. Esta ocasión fue por varios de los casinos que tenía en Atlantic City y por una embarcación fluvial en Indiana. La compañía se despojó de 500 millones de dólares en deudas, y en menos de un año salió de la bancarrota.
  • Trump Entretainment Resorts (2009): Su compañía no pagó 53,1 millones de dólares. Fue el final del trayecto para Donald Trump en Atlantic City.

 

Como es lógico, hubo bastante gente que no estaba de acuerdo que le exoneraran sus deudas, pero Dondald Trump no se disculpa por ello, sino que, en un debato que se realizó dijo lo siguiente: “Estos prestamistas no son bebés. Son verdaderos asesinos”. “No son personas dulces y agradables”.

 

Por tanto, podemos decir que, si estás leyendo esto y estás en una situación de bancarrota, no eres el único y de toda situación negativa se puede seguir adelante, y no solo eso, sino que puedes volver a tener éxito con aquello que te propongas.

 

En TU SEGUNDA OPORTUNIDAD, somos especialistas en la Ley de la Segunda Oportunidad en España, ¡no dudes en llamarnos!

CategoryUncategorized

© TuSegundaOportunidad by goodie.es | sitemap | aviso legal

logo-footer

                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies