money-calculator

 

 

Estar endeudado puede ser una experiencia estresante. No importa cuál sea tu circunstancia, si firmastes un préstamo, estás obligado a devolverlo, incluso si tienes una experiencia que te puede cambiar la vida, como perder un trabajo, tener un accidente, o incluso si has aumentado los gastos porque acabas de ser papá.

A veces, la deuda puede ser una consecuencia involuntaria de un exceso de gasto vacacional, o un gasto excesivo en cualquier época del año. Muchas personas intentan salirse de sus deudas, pero la vida les da una bofetada lo suficientemente fuerte como para que se rindan. Pero ese no tiene que ser el caso.

Cómo librarse de una deuda en 5 pasos

 

A continuación hay 5 pasos simples para ayudarte a eliminar tu deuda rápidamente y que vuelvas a sonreír:

1. Toma una decisión consciente de dejar de pedir dinero prestado

Si deseas saldar tus deudas rápidamente, debes dejar de usar las deudas para financiar tu lifestyle. Esto significa no tener más financiación de mobiliario; no registrarte más para obtener tarjetas de crédito; no más coches nuevos…

Esto te ayudará a centrarte únicamente en la deuda que tienes actualmente, de modo que puedas desarrollar un plan de juego para pagarlo rápidamente.

 

2. Establece un fondo inicial de emergencia de 1.000€

Es posible que te preguntes: ¿Por qué es importante tener un fondo de emergencia? Bueno, si no tienes dinero en el banco y ocurre una emergencia, ¿cómo vas a pagar? Para la mayoría de las personas, las tarjetas de crédito se convierten en la fuente de financiación para esas emergencias. Si estás tratando de salir de sus deudas, entonces necesita poner un amortiguador entre tú y la deuda; eso es exactamente lo que hace un fondo de emergencia.

3. Crea un presupuesto realista y cúmplelo

Desarrollar un presupuesto que mida tus ingresos y tus gastos es crucial para salir de la deuda en un corto período de tiempo. Te ayudará a medir dónde te encuentras con tus finanzas para que puedas avanzar hacia tu objetivo.

Crear un presupuesto expondrá si te sobra dinero, lo que se llama excedente o si tienes un saldo negativo, que se denomina déficit. El objetivo es aumentar tu excedente y usar ese dinero para pagar tu deuda.
Aquí hay dos maneras en que puedes hacer esto:

La primera forma es ganar algo de dinero extra. Si estás en un puesto de trabajo basado en comisiones, esto significa que necesita hacer más ventas, lo que probablemente implicará tener que trabajar más horas. Si tienes un trabajo remunerado y estás limitado en las horas en que puedes trabajar, entonces es posible que tengas que buscar un segundo trabajo.

Lo segundo que puede hacer es recortar tus gastos. Revisa cada artículo de tu presupuesto y pregúntate: “¿cómo puedo hacer que este número sea más pequeño?” Puedes implicar la cancelación de servicios que rara vez usas como membro de un gimnasio, suscripción a Netflix, etc. Incluso podrías implicar la reducción de la cantidad de veces que comes en restaurantes cada mes.

El importe que recortes depende de tu nivel de compromiso para salir de la deuda. Cuanto más comprometido seas, más fácil será para ti abandonar algunas de las comodidades innecesarias de la vida. Puede que incluso no necesites sacrificar mucho si puede encontrar estos artículos o servicios por menos.

 

4. Organiza tus deudas

Esto es primordial para diseñar un plan para pagar tu deuda.
Hay dos enfoques que vale la pena considerar:
El primero es donde enumeras tus deudas más pequeñas a más grandes, independientemente de la tasa de interés.

El otro método se llama escalonamiento y te ahorrará la mayor cantidad de dinero con el tiempo. La forma en que funciona es hacer una lista de tus deudas, comenzando con la tarjeta de tasa de interés más alta primero y terminar con la deuda con la tasa de interés más baja. Este método tiene el sentido más matemático, ya que ahorrará la mayor cantidad de dinero en intereses a lo largo del tiempo. Independientemente del proceso que elijas, la clave es seguirlo.

Si eliges el escalonamiento, pon tanto dinero como puedas cada mes hacia la tarjeta con la tasa de interés más alta, mientras pagas los mínimos en las otras tarjetas. Una vez que se pagues esa deuda, pasa a la tarjeta con la segunda tasa más alta, y así sucesivamente. Pero esto es muy importante: no cierres la cuenta una vez que se pague el saldo. Eso dañará tu crédito. Simplemente deja que la cuenta se sitúe en un saldo de 0€.

Otra cosa: si tienes una o algunas deudas pequeñas que eliminas completamente, sigue adelante y házlo. Eso te dará un progreso tangible para comenzar, y luego comenzarás a abordar la tarjeta con la tasa de interés más alta.

 

5. Deposita tu confianza en especialistas

En TuSegundaOportunidad somos profesionales con experiencia, con una tasa del 98% de casos de éxito y más de 14 M de deudas canceladas, analizaremos con detalle tu situación, siempre con una tarifa ajustada y podremos trabajar para conseguir la exoneración total de tus deudas.

Hacer una reclamación de acuerdo con la Ley de Segunda Oportunidad es un proceso complicado y es importante que estés muy familiarizado con él, y sabes exactamente cómo obtener la exención de pagar tus deudas, dado que hacerlo incorrectamente significaría que las deudas nunca podrían ser compensadas, y que tus sucesores por lo tanto, heredarían tus deudas.

Por esto es crucial que estés en buenas manos desde el principio: nuestro equipo de abogados te acompanyará y te asegurará de que no te pierdes esta segunda oportunidad con el resultado de recuperar tu vida.

 

La deuda no tiene que ser para siempre. ¡Pide un test gratuito y comienza tu camino hacia una deuda libre hoy!

© TuSegundaOportunidad by goodie.es | sitemap | aviso legal

logo-footer

                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies